No importa la estación del año que sea, siempre es un buen momento para tomar un rico helado. Este postre además de ser delicioso y nutritivo, ofrece muchísimas posibilidades para combinarlo y disfrutar.

Podemos tomar helado solo, en cucurucho, batido en bebidas, con diferentes toppings… ¡Las posibilidades son infinitas! Su versatilidad y gran variedad de sabores lo convierten en el dulce favorito de toda la familia para las sobremesas.

En este artículo te compartimos 7 alternativas para transformar, sin esfuerzo, tu helado en un postre delicioso y original para compartir y disfrutar.

  1. Con crema y frutas

Esta opción, además de ser deliciosa, es una manera de incorporar la fruta en nuestra dieta. Podemos pedir helado por delivery en Grido y agregarle nuestra fruta favorita: arándanos, duraznos, frambuesas, frutillas, etc. Otra alternativa es sustituir la fruta por mermeladas caseras o industriales. Para darle un toque especial, podemos agregar crema batida.

  1. Con miel, almendras y ricota

Esta combinación sorprende a muchos, pero en el momento de probarla quedan extasiados. Por un lado, la ricota le da cremosidad y suavidad al helado. Las almendras, por el otro, le otorgan el toque crujiente. Para terminar, la miel suma al postre un sabor natural, además de su dulzura característica.

  1.  Con puré de manzana

Otra opción para disfrutar de la deliciosa combinación de helado con frutas, es la de mezclarlo con puré de manzanas o peras. Las frutas pueden ir naturales o en compota. Para decorar nuestro postre, podemos agregarle caramelo, chocolate derretido o pedacitos de jengibre caramelizado y ¡listo! A disfrutar de este bocadillo dulce, sencillo y riquísimo.

  1. Con galletitas troceadas

Esta es una opción ideal para los más chicos de la casa. Elegimos la marca de galletas que más nos gusten  y las colocamos en una bolsa. En este punto, también podemos agregar frutos secos como nueces o almendras. Nos aseguramos que no quede aire en la bolsa y rompemos el contenido con un palote. Una vez listo el crocante, lo mezclamos con el helado. Si queremos, también podemos agregar salsa de chocolate para decorar.

  1. Con galletas y malvaviscos

Otra alternativa de postre es este simple, pero delicioso, sándwich helado. Elegimos dos galletas cuadradas o rectangulares dulces y rellenamos con nuestro helado favorito. Para terminar, agregamos malvaviscos tostados alrededor y decoramos con chocolate derretido ¡A disfrutar!

  1. Con dulce de leche y chispas de chocolate

Para este postre, es preferible elegir helados de vainilla o chocolate. Dependiendo nuestro gusto, podemos agregar chispas de chocolate blanco o negro ¡o ambos ¿por qué no?!  Además, obviamente, no puede faltar el imprescindible dulce de leche que hace de toda preparación algo especial.

  1. Con pasas de uva en ron

Así como los niños tuvieron sus opciones, ahora agregamos un postre para que disfruten los adultos. Para ello, maceramos una buena cantidad de pasas de uva en nuestro ron favorito y las dejamos reposar uno o dos días. Una vez que ya estén listas, las agregamos al helado. Para esta preparación, es recomendable elegir gustos como vainilla o crema americana, para apreciar al máximo el delicioso sabor de las pasas de uva y, especialmente, del ron.