Atento a la actual situación que vive el país como consecuencia de la pandemia por el COVID 19  y de tomar conocimiento de que el Hospital Irurzun de la localidad de Quequén no contaba con la vestimenta necesaria de protección para el personal de enfermería, un grupo de mujeres con conocimiento de costura se unieron para tratar de ayudar a paliar la situación.

Es así, que en plena cuarentena se unieron  para  cumplir con el objetivo planteado y el 30 de marzo del presente año comenzaron a trabajar.

Se conocieron por la red social whatsap y por ese medio se organizaron  ya que estaban prohibidas las reuniones sociales, es de destacar que ninguna de las integrantes vive en Quequén.

A través de diversas donaciones que  fueron recibiendo se compró insumos y allí comenzó la división de tareas: una fue la encargada de cortar las telas, otra de distribuir a  los domicilios el trabajo y el resto se encargó de coser.

Hasta el momento hemos logrado confeccionar:

•             Freeselina:

868 Camisolines

402 Barbijos

83 Botas

286 Gorros quirúrgicos

•             De tela impermeable:

30 camisolines

30 cofias

50 barbijos

30 botitas

•             También se donaron

20 cubrecamas de tela polar

11 azaleas  de las cuales 5 fueron de tela común y 6 de tela impermeable

50 guantes de latex

19 paquetes de algodón

10 L. lavandina

10L. detergente

5L.  jabón líquido

5º Bolsas de consorcio

30 máscaras protectoras

20 Frascos de alcohol de 500 ml

Un termotanque.

Un mueble tipo archivo con rueditas.

•             También se acondicionó ropa para donar a diferentes personas que estuvieron internadas.

•             Actualmente se está trabajando en la elaboración de barbijos inclusivos.

               Por último, queremos informar que ahora se realizará una feria de ropa que tiene por finalidad seguir juntando dinero para seguir colaborando con el hospital, en esta oportunidad se pretende  ayudar con la restauración de algunos baños.

La feria tendrá lugar el próximo sábado en el domicilio de calle 77 Nº 2075 a partir de las 10 de la mañana, en un amplio garaje que permite tener ventilado para seguridad de todos y conservando las medidas del distanciamiento social.