La causa por los delitos de administración infiel, incumplimiento de los deberes de funcionario público y falsedad ideológica de instrumento público contra el ex intendente Daniel Molina, su secretario de gobierno, Mario Diez, padre del ex concejal y fallido candidato a intendente de Cambiemos, Gonzalo Diez, Carola Bertoldi, secretaria de Legal y Técnica y Ricardo Jurado, director de Concesiones avanza rumbo a juicio oral.

La sala III de la Cámara de Apelaciones de La Plata rechazó el pedido de sobreseimiento del ex intendente Daniel Molina y sus funcionarios involucrados en la causa de corrupción más escandalosa de la gestión radical.

Se abrió también la etapa para que los acusados aporten pruebas para esclarecer las denuncias que pesan sobre ellos.

Si bien por el momento aún no hay fecha para el juicio oral que tendrá lugar en la ciudad de La Plata, donde actualmente se encuentra la causa vinculada al traspaso irregular del camping Miguel Lillo.

En su momento Molina declaró ante la Fiscal Analía Duarte que “las acciones han sido de buena fe sin ánimo de beneficiar ni perjudicar a nadie como debe ser una acción de gobierno”.

El primer hecho que vincula al intendente municipal con los ilícitos denunciados, fue cometido el día 3 de junio de 2008 con la firma del decreto nº 1179 por el cual autoriza a la firma Salach S.A. a transferir la concesión de la Unidad Turística Fiscal denominada Camping Miguel Lillo a la firma Trabajar S.A. declarando que al momento de la firma del decreto esta última cumplimentaba la totalidad de los requisitos exigidos en espliego de Bases y Condiciones para los oferentes, siendo esta una primera acción con la cual se presta una colaboración sin la cual los otros imputados no hubieran podido desbaratar la explotación comercial sobre el Camping de la empresa Salach S.A.

En foja 368 del expediente judicial aparece la segunda acción violatoria a los artículos del pliego de Bases y condiciones referidos anteriormente.

Esta acción fue cometida el día 13 de junio de 2008 con la firma del contrato de concesión del Camping. En este momento Trabajar S.A debía presentar constitución de Garantía de Contrato, requisito este que al día 29 de septiembre de 2008 no se encontraban cumplidos. Según concluye la Fiscal Analía Duarte, la colaboración desplegada por el Dr. Daniel Anselmo Molina a los Sres. Rafael Mugica Lázaro, Fernando Lugones y César Fernández  hizo posible la cesión de los derechos de explotación comercial que tenía sobre el Camping Miguel Lillo la empresa Salach S.A.

Los elementos de sospecha contra el intendente municipal y sus funcionarios, son el Pliego de Bases y condiciones de Concesión del Camping Miguel Lillo, Anexo de prueba Nº 2; Anexo de prueba Nº1: expediente interno 6536/05. Convenio privado de Concesión y Aceptación de Obligaciones entre Salach  S.A. y Trabajar S.A.; Carta solicitando transferencia de la UTF de la firma Trabajar S.A. dirigida al intendente; Escritura Nº 127 de fecha 23/6/08 por la cual se protocolizan las actas de Directorio de fecha 29 de mayo y 10 de junio de 2008.; Nota solicitando prórroga del plazo otorgado para acreditar  la incrementación del patrimonio de Trabajar S.A. a fs 82 del Anexo.; Presentación de Declaración Jurada sobre inhabilidades efectuada en fecha 6/10/08 a fs 83 del Anexo.- ; Intimación realizada por la municipalidad de Necochea a Trabajar S.A. sobre incumplimientos de requisitos del Pliego a fs 43 del Pliego.; Nota de aceptación de sometimiento a la jurisdicción local de fs 85 del Anexo.; Contrato de Transferencia de Concesión de fs 34 del Anexo.; Decreto Nº 1117 de fecha 3/6/08 a fs 31 del Anexo.

Fuente: Nova Necochea