“Tengo miedo y quiero seguridad para mí y para mi familia”. Esa fue una de las declaraciones más fuertes que hizo este mediodía en Paraguay Ibar Pérez Corradi, el prófugo más buscado de la Argentina que fue detenido ayer en Brasil, entre Foz de Iguazú y la Triple Frontera.

Luego, ante la fiscal penal Sandra Raquel Quiñónez, se negó a declarar pero reconoció su identidad . Según informó el Ministerio de Seguridad argentino, “en el acta firmada por Pérez Corradi ante la fiscal Quiñónez de la Unidad Especializada en Hechos Punibles contra la Libertad de las Personas (Antisecuestro), el aprehendido reconoció su identidad”.

Pérez Corradi habló desde la Fiscalía de Asunción de Paraguay donde se encuentra detenido y dijo que es “inocente”. Acompañado por su abogado Carlos Broitman, reveló que su arresto se debió a un pacto. “Fue una entrega pactada. No me buscaron, yo me entregué”, aseveró.

El prófugo más buscado del país por ser el presunto autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez desmintió ser el responsable de los asesinatos y afirmó que cree en la Justicia paraguaya y argentina. “Voy a presentar pruebas. Pido seguridad, tengo miedo. No voy a decir a quién le tengo miedo”, lanzó.

“Quiero demostrar mi inocencia. No soy el autor del triple crimen”, sostuvo tras negarse a declarar por la causa deadulteración del documento de identidad. Cuando le preguntaron por qué se quitó las huellas dactilares, respondió:“Lo de las huellas es privado”.

Pérez Corradi se mostró tranquilo aunque bastante callado. Su abogado, Carlos Broitman, explicó que la extradición puede llegar a ser rápida: “Esto puede ser muy rápido, en unas semanas podría estar en Argentina”.

Este mediodía, Gladys, la actual mujer del detenido, reveló que no sabía que su marido se llamaba Pérez Corradi y que era argentino. “Vendía ropa, electrónica, estábamos viendo de abrir una bodega. No nos iba muy bien y tampoco tan mal”, contó la mujer.

Para ella, madre de algunos de sus hijos, su marido era paraguayo y se llamaba José Luis Fernández, una de sus falsas identidades. “No me importa quién es él. Lo amamos así”, sostuvo tras describirlo como un “excelente padre y marido”. Por su parte, la ex mujer del detenido confesó que sus hijos se enteraron que su papá vivía por la televisión y que “están shockeados”.

“Me gustaría hablar con él. Verlo y ver qué me dice. Para mí estaba muerto”, expresó Liliana Aurehhuliu. “Yo no sé qué creer. Le miro las manos y no tiene huellas. No lo creo capaz (de ser el autor intelectual del triple crimen), pero no lo sé. Pido que lo cuiden para que no lo maten y todo esto vuelva a quedar en la nada”, pidió. La ex esposa también lo describió como “buen papá y marido hasta que se fue”.