“Callate puta”, le dijo un concejal de Cambiemos a su compañera de banca y terminó en la justicia

0
344

Roxana Cavallini, docente y legisladora del distrito, presentó una denuncia penal contra su par Marcos García por la violenta manifestación verbal durante una reunión de la comisión de seguridad días atrás. “Es un agravio provocado” dijo la mujer.

El 21 de febrero pasado el Concejo Deliberante del partido de La Costa celebró una reunión de comisión de seguridad ampliada, con presencia de todos los ediles, que terminó en escándalo. Sobre el cierre del encuentro legislativo, el concejal Marcos García le gritó “callate puta” a su par Roxana Cavallini, que terminó por decidirse y días después presentó una denuncia contra el edil en la justicia.

Compañeros de banca desde el año 2013, García y Cavallini fueron a elecciones por el Frente Renovador pero de la mano del macrismo, que por ese entonces no presentaba lista. García, incluso, fue candidato a intendente en el 2015 del PRO y contó con la colaboración de Cavallini. “Ambos siempre trabajamos para las políticas de Cambiemos”, confirmó la víctima.

Roxana Cavallini y ConCejal puteadas

“No sé que es lo que le ha pasado. Pero como mujer y funcionaria, no puedo permitir la falta de respeto. Menos las barbaridades que luego dijo por redes sociales, con acusaciones absolutamente falsas”, agregó la edil.

En su denuncia elevada en la Unidad Funcional de Instrucción Descentralizada Nº 1 con sede en Mar del Tuyú, dependiente del Departamento Judicial de Dolores, Cavallini contó que luego de la violenta manifestación, García “perdió el control” aseguró que tenía “videos y fotos de ella e insinuó que habíamos tenido relaciones”. Consultada por la existencia de problemas previos entre ambos, la concejal afirmó: “No hubo nada más allá de discusiones políticas, que siempre tienen que sostenerse desde el respeto”, afirmó.

“Ahora estamos obviamente distanciados, pero debemos sentarnos uno al lado del otro en el Concejo Deliberante. Le pedí al presidente del cuerpo que tome la vía administrativa necesaria para aplicar las sanciones que correspondan”, sentenció esta docente residente de la localidad de Santa Teresita.

“Lo que hizo es un agravio provocado, más allá de que ningún agravio tiene que ser aceptado, se contempla que fue en el Concejo Deliberante, en el ejercicio de funciones y en representación de la ciudadanía” concluyó Cavallini.

Por su lado, Gabriela Peret, del mismo espacio, anticipó que “seguramente serán citados todos los concejales como testigos, porque estaban presente cuando sucedió”. “Muchas mujeres podemos dar fe de cuales son las maneras violentas con las que se maneja”, completó la dirigente en relación a “Cotoco”, el sobrenombre con el que se conoce a García.

Fuente: 0223