Fueron descubiertos en un operativo realizado por Gendarmería Nacional en Santiago del Estero, en donde encontraron en el baul del auto 216 loros que llevaban de contrabando.

Gendarmería Nacional secuestró en Santiago del Estero 216 loros “habladores” que eran llevados en el baúl de un auto, desde esta provincia, con destino a Santa Fe. 

El hallazgo fue a la altura de la ciudad de Pinto, a 246 kilómetros de la capital santiagueña, sobre la Ruta Nacional 34. El personal detuvo el andar de un Renault Fluence en el que viajaban dos hombres quienes mantenían el volumen del sistema de audio del auto muy alto, hecho que llamo la atención a los gendarmes.

Finalmente y luego de varios pedidos, bajaron el volumen del stereo y los uniformados comenzaron a sentir ruidos extraños que salían de la parte de atrás del automóvil, por lo que les ordenaron abrir el baúl. 

Allí se encontraron con que en el interior del mismo había una enorme cantidad de loros, que eran transportados de contrabando hacia la provincia de Santa Fe. Las aves de la especie “amazonas aestiva” fueron entregadas a la Dirección de Bosques y Fauna de la Provincia.