El buque estaba ingresando al puerto para cargar y seguir su rumbo, pero los cálculos y las maniobras, le jugaron un mal momento tanto al capitán del barco como el remolcador que no pudo detener su avance y llego a “rozar”el muelle.

“Estaba entrando al puerto, traía 53 mil toneladas de trigo e iba a completar con otras 20 mil acá”, relató uno de los testigos de lo sucedido, para agregar que “si llagaba a chocar la pileta, entraba hasta Sitio 0”.

Aparentemente, producto del movimiento y la carga, el buque se quedó “sin fuerza el motor” al dar “marcha atrás” y en el intento de poder evitar la colisión contra el muelle, el capitán soltó “las dos anclas”. En el video se puede ver que el buque lo termina frenando las piedras del lecho fluvial.