En medio de un operativo policial realizado en nuestra ciudad una mujer sorprendió con la actitud de prender fuego su propia moto para que la policía no la secuestre.

El control de tránsito se estaba realizando el pasado viernes en Calle 87 y 4. Como la conductora no presentó lo papeles en regla que se le estaba solicitando y para evitar que le secuestren la moto la incendió. Insólito!