Opereta es sin duda la palabra que resonó esta semana de modo imparable en la mayoría informada de la ciudad.-

¿Ahora, alguno se puso a pensar en la gravedad que implica esa palabra en boca del Intendente refiriéndose a las máximas autoridades policiales ( Jefe Distrital y Jefe del Comando de Patrullas)o un canal de tv  de alcance nacional?.-

Los hechos son conocidos por todos y no tengo porque no creerle al Intendente quien niega haber estado el 22 de abril en una reunión social violatoria de las disposiciones nacionales que él férreamente aplica sobre el conjunto de la población.-

La respuesta de Arturo Rojas fue contundente “ES UNA OPERETA”

Lo que de modo inmediato lleva a preguntarse ¿Qué razón tendría el Comisario URRESTARAZU JEFE DEL COMANDO DE PATRULLAS para involucrarlo a Arturo Rojas sí este efectivamente no hubiera estado? adosando en el informe que estaría”alcoholizado”, arriesgando junto al COMISARIO JEFE DISTRITAL MASTROPIERRO SU CARRERA OCULTANDO EL HECHO?.-

Si Arturo Rojas está diciendo la verdad debiera presentarse en la Justicia denunciando al COMISARIO URRESTARAZU JEFE DEL COMANDO DE PATRULLAS POR CALUMNIAS e INJURIAS, QUE SERÍA DE ACUERDO A SU DESCARGO EN TN QUIÉN LO “OPERÓ”, SEGÚN EL RELATO EL PARTE POLICIAL VIRALIZADO; quizás ya lo hizo, además de solicitar la remoción inmediata de su cargo de JEFE DEL COMANDO DE PATRULLA.-

El intendente como cualquier ciudadano goza de la presunción de inocencia y deben demostrar su culpabilidad, cualquiera que como URRESTARAZU le atribuya un delito, en este marco de gravedad emocional y económica que vivimos todos los argentinos en tiempos del COVID 19.-

También como abogado, máxima autoridad política del Distrito y honrando los 38 mil necochenses que lo votamos, él puede y debe aportar la prueba que lo exima de la presunta INJURIA que le atribuye el parte policial, para concluir rápida y definitivamente con rumores y eventuales “operetas” si así lo fueren.-

Más de 5000 necochenses tienen un proceso en el JUZGADO FEDERAL por violar las restricciones que nos impuso la cuarentena, triste señal será para todos nosotros ver como solo algunos deben afrontar las multas y otras eventuales penas, mientras que las autoridades policiales que los detuvieron y labraron actas junto a quienes se presentaron como sus cuidadores saltean la ley por sus influencias.-

Deben aclararse los hechos por la salubridad institucional de nuestra ciudad, también para todos aquellos que como miles de ciudadanos respetamos las restricciones por cuidado individual y como ciudadanos responsables del cuidado colectivo.-

El Honorable Concejo Deliberante parece haber reaccionado tibiamente pero en el sentido correcto, su verdadera vocación política se verá en el empeño y compromiso que asuma para recolectar las pruebas solicitadas rápidamente.-

Soy escéptico sobre la vocación y eficacia del Presidente en diligenciar con premura y claridad lo votado por el pleno del Cuerpo, aún así espero equivocarme.-

El Cuerpo deliberativo tiene una comisión de seguridad que debiera reclamar la presencia de los COMISARIOS MASTROPIERRO y URRESTARAZU para certificar que el parte policial es veraz, no siendo necesario esperar. Posee la competencia para hacerlo y mostraría la robustez de nuestras instituciones.-

Hacerlo sería visualizar la responsabilidad institucional que tienen como representantes populares, sobre todo, los que nos propusieron una NUEVA NECOCHEA escrita en sus manos.- 

                             Dr. Alberto Esnaola