El conductor que viajó junto a su familia, horas previas al anuncio del presidente Alberto Fernández de que se queden todos los ciudadanos el país en sus casas, hoy vuelve a ser noticia por una denuncia que le realizaron por utilizar un avión privado para llevar una valija desde Buenos Aires y que lo haga como “vuelo humanitario”, autorizado por la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil).

Lo llamativo es la que, la pareja de Guillermina Valdez, se hizo llevar una valija que contenía “medicamentos” mientras que la información que recibió el jefe del Aeropuerto esquelense fue que portaba “reactivos para la realización de testeos por la pandemia”.

Y fue el propio encargado de la estación aérea quien advirtió que la valija fue entregada por el copiloto de la aeronave a una persona de similares características de la que fue a buscar a Tinelli el día que llegó.

Como consecuencia de ello, el jefe del aeropuerto Luis Alberto Cavero realizó la denuncia correspondiente a las autoridades de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), la que la derivó al juez federal de Esquel Guido Otranto.

Desde su llegada a Esquel, según indica Clarín, Tinelli provocó polémica y hasta repudio en las redes sociales de parte de habitantes de Esquel y de todo Chubut. Es que arribó con su esposa Guillermina Valdéz, los hijos de esta y sus hijos Lorenzo y Candelaria dos horas antes que el presidente Alberto Fernández decretara la cuarentena obligatoria.

Dijo en esa oportunidad “que era vecino de Esquel y que por lo tanto era legítimo que venga a pasar la cuarentena en su campo”. Las declaraciones fueron, al menos, dudosas: Tinelli no figura en el padrón de la ciudad cordillerana y nunca fue a votar a la misma.