El domingo se disputó un intenso choque en San Cayetano entre Sportivo, que quería no perder las esperanzas de ser uno de los tres clasificados de su zona a la ronda de playoffs, y Del Valle, que lucha por conservar la categoría y no cambiar de grupo.

Apenas habían pasado unos minutos del encuentro cuando Gonzalo Scoles, parte de la temerosa dupla ofensiva roja que completa Fuhr, recibió una infracción desde atrás que le produjo -según se conoció luego- la fisura de tres de sus dedos del pie derecho.

El árbitro Javier Lacasagne, de regular rendimiento, solo sancionó la infracción pero sin ejecutar ningún castigo disciplinario para el lateral de Del Valle que intervino en la acción.

Terminado el partido y en un escrito que se titula “Fuerza Pipi!!”, desde el Facebook de Sportivo de San Cayetano llevaron fuerza al delantero y agradecieron la atención recibida por los profesionales el nosocomio de la localidad.

La publicación explica que “iban menos de 10 minutos de juego cuando el delantero del Rojo Gonzalo Scoles, que venía con buenos rendimientos, recibió una dura infracción desde atrás del lateral de Del Valle que le ocasionó una triple fisura en su pie (derecho), por lo que estará alejado de las canchas hasta el próximo torneo”.

Y continúa: “A pesar de la violencia de la falta, el árbitro no sacó ni amarilla. Pipi, dolorido, abandonó la cancha y fue trasladado hasta el Hospital Municipal donde fue atendido por el Director Ricardo González, a quien el Club agradece, al igual que todo el personal del hospital, por la atención que tuvo con el jugador”.

 

Al igual que todo el pueblo futbolero, el descargo de los sancayetanenses cierra deseándole al jugador rojo una “Pronta recuperación Pipi!!”.