La mayoría de los argentinos que estudian idiomas lo aprenden durante años, a través de alguna metodología que incluye laasistencia presencial a clases en institutos pagos o gratuitos, con profesores particulares o incluso hay muchos que prefieren lamodalidad online porque no llegan con los tiempos.

Pero hay algunos que deciden aprender en el exterior. LondresNueva York e incluso ItaliaFranciaAlemania y hasta China son los destinos más elegidos para vivir unos meses afuera dedicándose de lleno a estudiar otra lengua.

Reino Unido, Estados Unidos, Italia, Francia, Alemania y hasta China son los destinos más elegidos para viajar y estudiar otra lengua. (Shutterstock)

Reino Unido, Estados Unidos, Italia, Francia, Alemania y hasta China son los destinos más elegidos para viajar y estudiar otra lengua. (Shutterstock)

Las opciones son variadas. Algunas personas eligen hacerlo por su cuenta pero también existen academias especializadas que se dedican a organizar intercambios para el cliente.

¿Cuánto tiempo duran los cursos? ¿Qué hay que tener en cuenta para lanzarse a la aventura inmersiva de estudiar afuera? ¿Es muy caro? Acá, todas las respuestas y panoramas de argentinos que lo hicieron más las propuestas

Babbel

En nuestro país, la app para aprender idiomas online ofrecerá cursos en el exterior a partir de mediados del año que viene y estará disponible para alumnos desde los 16 años.

En Argentina, la mayor demanda de aprendizaje es de inglés y, en segundo lugar, italiano (otros mercados latinos tienen al francés en segundo lugar).

Una estudiante dedicada al aprendizaje de idioma en la plataforma Babbel. (Babbel)

Una estudiante dedicada al aprendizaje de idioma en la plataforma Babbel. (Babbel)

Irlanda y Canadá son destinos con demanda creciente de cursos porque resultan más baratos que Inglaterra y Estados Unidos.

“Lo mínimo ideal para un curso de idiomas es estar dos meses, pero no todos pueden dedicar ese tiempo a vivir en otro país aprendiendo una lengua. Sí se puede hacer más intensivo“, afirman desde Babbel.

Además, recomiendan alojarse en casas de familia para que la experiencia sea más inmersiva. De esta forma se vuelve del curso y se sigue hablando el idioma.

Otro consejo que brindan es empezar con la app para tener una base y luego sacar mayor provecho al curso.

En nuestro país sostienen que crecieron un 520% desde 2015 y al parecer los argentinos son los más dedicados:  se quedan un 30% más de tiempo que otros mercados practicando en la app.

EF

Ofrece cursos en el extranjero a partir de los 13 años, realizando salidas grupales e individuales. Las formaciones pueden tener una duración que va desde dos semanas hasta un año.

Education First cuenta con sus propias escuelas en distintos países. Éste es uno de los centros de estudio en Nueva York. (Web EF)

Education First cuenta con sus propias escuelas en distintos países. Éste es uno de los centros de estudio en Nueva York. (Web EF)

La academia cuenta con sus propias escuelas en Estados Unidos (BostonChicagoNueva York, Honolulu, Miami, San Francisco, Santa Bárbara, Seattle y Washington), Inglaterra(Bournemouth, Brighton, Bristol, Eastbourne, Manchester, Oxford, Londres, Cambridge), Francia (París y Niza), Canadá (Toronto, Vancouver, Victoria Island), Malta (St. Julian’s), RomaShanghaiTokio, Alemania (Berlín y Munich), Auckland, Australia (Sidney y Brisbane), Seúl, Ciudad del Cabo, Singapur y Dublín.

Hay salidas grupales e individuales para viajar y estudiar un idioma (Shutterstock)

Hay salidas grupales e individuales para viajar y estudiar un idioma (Shutterstock)

En respuesta a las consultas de Clarín, el instituto afirmó que el alojamiento depende “del destino” pero que en todos se ofrecen campus, residencias propias o casas de familias.

Para un curso de dos semanas, el costo es a partir de 2.400 dólares. Semestrales salen a partir de 12.000 dólares.

Los destinos más elegidos por los argentinos para estudiar son Nueva York, Oxford, Malta, Roma y París.

Welcome Abroad

Acá, los cursos se desarrollan en grupos que tienen un máximo que va a 12 a 14 estudiantes, donde se hace fuerte hincapié en la comunicación oral. Además, afirman que el aprendizaje que ofrecen es para alumnos de todas las edades y perfiles.

En Welcome Abroad ofrecen salidas grupales a distintas ciudades de habla inglesa para estudiar. (Instagram Welcome Abroad)

En Welcome Abroad ofrecen salidas grupales a distintas ciudades de habla inglesa para estudiar. (Instagram Welcome Abroad)

Hay programas para adolescentes, para adultos que necesitan el inglés para desarrollarse en el mundo de los negocios, para profesionales (abogados, doctores) que necesitan incorporar terminología específica de sus áreas de acción, para profesores que eventualmente necesiten pulir sus conocimientos o hacer una sintonía fina de su conversación.

El portfolio de cursos y programas es amplio y tienen unmínimo de 2 semanas sin una duración máxima dependiendo en realidad del nivel que se quiera alcanzar. En promedio, aseguran que un estudiante argentino viaja entre 3 y 4 semanas.

En este caso, trabajan con todos los países de habla inglesa: Inglaterra (Londres, Oxford, Cambridge), Escocia (Edimburgo),Estados Unidos (Nueva YorkLos ÁngelesBoston), Irlanda(Dublín), Australia (Sidney, Brisbane), Nueva Zelanda(Auckland). Se desarrollan en colegios que enseñan inglés para extranjeros que tienen sus propias instalaciones o realizanalianzas con universidades locales para ofrecer los cursos en entornos 100% universitarios y vivir en el campus.

La elección de los alojamientos es variada. Las opciones más frecuentes son casas de familia o residencias de los propios colegios. A su vez, quienes toman programas en universidades se quedan en el mismo campus con habitaciones privadas o compartidas, dependiendo de las instalaciones. En los casos menos frecuentes, los adultos con programas más extensos pueden alquilar un departamento. Desde Welcome Abroad contratan los servicios necesarios, el curso, el pasaje aéreo, los traslados, los alojamientos y las excursiones.

El destino más elegido por los argentinos es Inglaterra, y suele combinarse con algún paseo por países cercanos de EuropaEstados Unidos, sobre todo Boston y Nueva York también son muy populares.

En los últimos años creció mucho la demanda de programas en Australia y Nueva Zelanda en nuestro verano buscando destinos más cálidos con climas más amigables.

Dada la diversidad de cursos, alojamientos y duración, sostienen que “es muy difícil hablar de un precio estándar”. En promedio, un curso intensivo de Inglés general, puede costar alrededor de 550 dólares por semana.

El destino más elegido por los argentinos es Inglaterra (Shutterstock)

El destino más elegido por los argentinos es Inglaterra (Shutterstock)

Dos argentinas que viajaron por el mundo aprendiendo idiomas

Delfina Montilla tiene 22 años y estudia ingeniería electrónica en la UBA, pero además la apasiona el aprendizaje de idiomas y por eso estudió francés en Niza en 2016 y se fue hasta ¡China! al fines del 2017 con el mismo objetivo.

Con 33 años, la periodista Laura Otero viajó también en 2015 pero a Londres y con un objetivo claro: ella ya tenía una base muy alta de inglés y se fue específicamente para perfeccionar algunas cosas y prepararse para rendir el IELTS (un prestigioso examen internacional de inglés).

Laura Otero posa junto a sus compañeros en la academia en la que perfeccionó su inglés en Londres. (Laura Otero)

Laura Otero posa junto a sus compañeros en la academia en la que perfeccionó su inglés en Londres. (Laura Otero)

La experiencia inmersiva es muchísimo mejor que la de estudiar en tu país local, aprendés a otra velocidad y estás obligado a hablar el idioma del país todo el tiempo“, afirma Laura con mucha seguridad y Delfina coincide: “Vivir el idioma es lo mejor si se tiene la oportunidad”. Ambas repetirían la experiencia sin dudarlo.

Delfina realizó todos sus viajes por intermedio de Education First (EF) y cada uno le aportó algo distinto. En el caso de Francia, ella estudió seis años acá pero resalta que fue muy importante su experiencia en Niza por la práctica oral. “Hablar con la gente en la calle es lo que realmente valoro de experiencia”, sostiene. Estuvo dos semanas en una residencial estudiantil y cuenta que le sirvió para conocer gente de otros países.

Por su parte, el viaje a China fue compartido con una amiga que ya tenía una buena base del idioma aunque Delfina no sabía nada. También estuvo dos semanas y se anotó en un curso en Shanghai. Allí, ambas optaron por alojarse en una casa de familia en la que además había otra estudiante japonesa. “La familia fue un amor. Siempre se preocupaban porque nos gustase la comida y si nos faltaba algo. El primer día de clases hasta nos acompañaron en el viaje para mostrarnos bien el camino. Me sirvió para aprender de filosofía y cultura china”, resalta Montilla de su vivencia.

Delfina Montilla en China junto a su amiga. Estudió allá durante dos semanas a fines de 2017. (Instagram)

Delfina Montilla en China junto a su amiga. Estudió allá durante dos semanas a fines de 2017. (Instagram)

También hace hincapié en lo mucho que le sirvió el curso aun aprendiendo de 0. “Al final de esas dos semanas podía pedir comida en los restaurantes y regatear en los mercados, obviamente con palabras sueltas y gestos muchas veces, pero podía”, dice.

Laura, por su parte, no lo hizo por intermedio de ninguna academia. “Me fui por mi cuenta a Londres en septiembre y averigüé cursos intensivos en varios institutos. Uno me cerró y reservé el cupo en ese mismo momento, volví en octubre y me quedé un mes y días estudiando”.

Al realizarlo por sus propios medios, la periodista estuvo alojada en una residencia “tipo” estudiantil, en donde también había gente de todas las nacionalidades que trabajaba mientras buscaba una residencia permanente. “Al irme sola estuve más abierta a conocer gente de todo el mundo, mis compañeras de cuarto eran una inglesa recién divorciada de 45 años y una noruega de 18″, sostiene sobre su variada vivencia.

Agustín Vignale tiene una academia de cursos de español para extranjeros llamada Expanish. “Los más populares son cursos para aprender español general y la mayoría empieza sin saber nada. “Las clases grupales se pueden combinar con clases individuales como complemento”. Además de este curso hay otros más temáticos para rendir exámenes internacionales y español de negocios, para profesores y médico.

Paralelamente, Expanish ofrece salidas grupales por la Ciudad con un profesor bajo diferentes temas semana a semana. También organizan asados, partidos de fútbol, salidas al cine y enseñan a los extranjeros a preparar mate, todo para que vivan la experiencia cultural.

“El promedio de estadía es de 4 semanas pero hay estudiantes que están una semana y otros 11 meses, depende los objetivos de cada uno”, destaca Agustín.

Expanish ofrece cursos de español para extranjeros en Buenos Aires. También aprenden tomando mate. (Instagram Expanish)

Expanish ofrece cursos de español para extranjeros en Buenos Aires. También aprenden tomando mate. (Instagram Expanish)

Respecto a las nacionalidades, Vignale asegura que el año pasado recibieron alumnos de 58 países diferentes. “Los países más relevantes en nuestro caso son SuizaAlemaniaHolandaEstados UnidosBrasilInglaterraSueciaFranciaBélgica y Japón“.

El costo varía de acuerdo al programa, pero los de menor carga horaria arrancan en 2.800 pesos. Y los “súper intensivos” de 20 o 30 horas por semana cuestan 210 dólares semanales.

Fuente: Clarín