Hay algunos secretos para tener en cuenta a la hora de querer superar objetivos en las redes. Por ejemplo, en Instagram, ya sea en una cuenta personal como en una de una empresa, tenés que saber un par de cuestiones clave.

Por ejemplo, hay que descubrir cuál es el mejor horario de publicación: tenés que ir probando en qué momento tus publicaciones reciben más interacciones.

Otra buena medida es crear un buen contenido visual: Instagram es una red visual, en la cual las imágenes y videos dominan claramente sobre los elementos textuales. Tenés que hacer una producción de calidad con una identidad, sobre todo si querés promocionar una marca. Salir de la obviedad de las fotos y pensar en buenos videos también puede ser un diferencial, ya que ese es un formato cada vez más valorado.

Usar hashtags. Este punto es estratégico ya que aumenta el alcance de las publicaciones, facilita que los usuarios se encuentren y, si tu publicación tuvo altos índices de enganche, aún puede aparecer en destaque en la categoría del hashtag.

Responder los comentarios y las menciones: Si una persona menciona tu marca o tu perfil (sea en una publicación del feed o de Stories) o hace un comentario en tu publicación, no dejes de responder. Instagram también analiza la relevancia de tu cuenta y de tus publicaciones.

Metele muchas Historias: El formato de las Stories inaugurado por Snapchat, es sin dudas uno de los más prometedores para el futuro de las redes sociales. Cada vez más, las personas consumen este tipo de contenidos, por lo tanto, es esencial que apuntes a eso.

Fuente: Infocielo