La reina de los Países Bajos, Máxima Zorreguieta, pasó por Buenos Aires este fin de semana en un visita exprés. Delgada y fuera de protocolo visitó a su padre Jorge, de 89 años que se encuentra internado en la clínica Fundaleu, en estado delicado.

Según trascendió sólo estuvo en el país por 24 horas arribó en un vuelo de línea el sábado a la madrugrada acompañada de la seguridad real. Abandonó el centro hospitalario el domingo por la tarde y regresó a Holanda.

En su breve paso por Argentina, estuvo avocada a cuestiones familiares, acompañada por sus hermanas y hermanos. Sus tres hijas, las princesas Amalia, Alexia y Ariane, y su marido no la acompañaron.

Jorge Zorreguieta fue diagnosticado de cancer desde hace años, en los últimos días su estado empeoró (Photo by Michel Porro/Getty Images)
Jorge Zorreguieta fue diagnosticado de cancer desde hace años, en los últimos días su estado empeoró (Photo by Michel Porro/Getty Images)
No es la primera vez que la sobrerana debe cambiar sus planes debido a la condición de su padre. Jorge Zorreguieta, quien se encuentra bajo tratamiento por su leucenia que lucha desde hace años, se habría deteriorado en los últimos días, motivado el viaje relámpago.

Aunque se la vio preocupada, no pierde el estilo elegante y refinado, se la vio con un conjunto de dos piezas en tweed, en tonalidades combinadas en rojo y camel.

Máxima el domingo antes de partir a Holanda

Máxima el domingo antes de partir a Holanda