Por tercera vez consecutiva, los argentinos celebran el Día Nacional del Mate. La infusión, una de las predilectas del país, tiene sus trucos y convertirse en un buen cebador de mate es uno de los elogios más buscados. En su día, te damos las cinco claves para conseguir el mate perfecto.

Los mejores consejos para ser un buen cebador.

LA COLOCACIÓN DE LA YERBA

Los expertos recomiendan colocar dos tercios de yerba, tapar la boca del mate y sacudirlo para sacarle el polvo. Luego, un chorrito de agua tibia en el lugar en el cual será colocada la bombilla (tapando el orificio).

LA TEMPERATURA PERFECTA

Para no quemar la yerba, lo recomendado es que el agua tenga una temperatura de entre 75 y 80 grados. Si la pava llega al punto de ebullición, de nada sirve “arreglarlo” con un chorrito de agua fría. Al hervir, pierde sales y su sabor se altera.

LA POSICIÓN DE LA BOMBILLA

Lo ideal es no incorporarla de modo recto y evitar moverla durante la cebada. ¿El motivo? Con cada movimiento se corre el riesgo de taparla.

CÓMO DEBE CORRER EL AGUA

Mojar toda la yerba desde el comienzo es uno de los errores más comunes. Para lograr un sabor parejo (y evitar lavarlo rápido) se recomienda humedecer el mate de a poco.

EL MEJOR MATE ES EL DE CALABAZA

Los de plástico o metal modifican sustancialmente el sabor del mate.Además, recomiendan jamás lavarlos con detergente.

Fuente: bigbangnews