Dietas de verano: por qué es más fácil emprender un régimen alimenticio en esta época

0
68

El verano es uno de los momentos ideales para comer un poco más liviano y de esta forma se transforma en la excusa perfecta para comenzar dietas que tienen como principal objetivo bajar de peso. Para muchos, además, es más fácil emprender estos regímenes durante la época de calor.

Entonces, ¿por qué en esta época se come más liviano? Porque cuando comemos generamos calor en el cuerpo y eso es lo que justamente tratamos de evitar en el verano. Es por eso que los platos más pesado también se evitan ya que el cuerpo demora en digerir lo que y si además hay que realizar actividades laborales o recreativas al aire libre cuesta mucho más.

Además, las frutas y las verduras -que deberían ingerirse durante todo el año pero cuyo consumo aumenta en verano-son excelentes aliados para mantener al cuerpo hidratado en el verano sin tener que estar tomando agua todo el tiempo.  Entidades de renombre como la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan una ingesta diaria de dos litros de agua diarios.

Lo cierto es que algunas contienen un alto porcentaje de agua y fibras y por lo tanto ayudan a cubrir ese requerimiento y además evitan la deshidratación. Sandías, naranjas, manzana, pepino y vegetales de hojas verdes son algunas de las opciones más usadas en las dietas de este tipo.

Tener una dieta variada es imprescindible para gozar de buena salud (Getty Images)

Tener una dieta variada es imprescindible para gozar de buena salud (Getty Images)

De esta forma el verano se convierte en el mejor momento para comenzar una dieta porque los vegetales y frutas generan más saciedad. La licenciada Jorgelina Latorraga, coordinadora del Servicio de Alimentación y Nutrición del Sanatorio Finochietto explicó a Infobae que “el calor nos lleva a elegir esas opciones porque sabemos que las vamos a digerir rápido, pero al mismo tiempo nos empuja a ingerir productos como helado, bebidas carbonatadas y fiambres, por eso hay que tener cuidado con lo extremos”.

Las frutas y verduras frescas generan más saciedad (Getty Images)

Las frutas y verduras frescas generan más saciedad (Getty Images)

“En verano tenemos mas variedad de frutas, sobre todo en precio, hay damascos, duraznos, pelones, uvas, frutillas, ciruelas, sandía, melón, ananá, todas con vitaminas C, A, D, y mucha fibra y contenido en agua con poder diurético. Cada 100 gramos tenemos las mismas calorías que una manzana o naranja, pero son tan ricas que muchas veces se come de más. Si esto reemplazara un helado, facturas o galletitas dulces, sería una ventaja, pero si son parte de un postre que no acostumbramos a consumir, estaríamos sumando calorías a nuestro día”, aseguró la experta.

Y agregó : “Se pueden armar ensaladas con proteínas como carne, huevo, pollo, atún y quesos que permiten que la saciedad dure más tiempo. Así evitamos tener una merienda abundante que siempre recae en harinas poco saludables. También nos permite mantener nuestro peso corporal y generar entonces menos calor”.

6 opciones para incorporar frutas y verduras a tu dieta

Las ensaladas son las opciones más elegidas para incorporar frutas y verduras a los regímenes alimenticios (Getty Images)

Las ensaladas son las opciones más elegidas para incorporar frutas y verduras a los regímenes alimenticios (Getty Images)

– Cocinar las verduras en una asadera o a la plancha es una forma muy saludable de comer este tipo de alimentos

– Si se come carnes o algún tipo de legumbre se puede completar el plato con algún tipo de ensalada o puré

– Armar ensalada con todo tipo de “colores”: tal variedad aporta una gran cantidad de nutrientes al organismo

– Los woks son una excelente alternativa para incluir brotes de distintos tipos

– Las ensaladas de frutas pueden reemplazar perfectamente una comida siempre y cuando sean variadas

– Los licuados verdes o dulces son ideales para incorporar frutas y verduras. Pueden ser preparados con agua o leche dependiendo de los gustos

También es una excelente alternativa para aprovechar las frutas y verduras de estación en el armado de las comidas.

Se recomienda también consumir los alimentos de temporada. Además de ser mucho más sabrosas y estar en su punto óptimo tienen una gran riqueza nutricional. También es ideal para comenzar a incluir nuevos ingredientes en los diferentes platos que se preparan, aprovechando las opciones más naturales sin tener que recurrir a alimentos enlatados o refrigerados que no conservan las propiedades originales.

Comer frutas de estación es una opción sana y rica para implementar a la hora de comer (Getty Images)

Comer frutas de estación es una opción sana y rica para implementar a la hora de comer (Getty Images)
Fuente: Infobae