La Asociación Americana de Cirugía Plástica (ASAPS) publicó las estadísticas más recientes respecto a la demanda de tratamientos quirúrgicos y no invasivos durante 2015. Hemos consultado a especialistas locales para conocer cómo es el panorama en nuestro país.

Desde 1997, ASAPS recaba y sistematiza información sobre los tratamientos de Medicina Estética más elegidos en EEUU, estadísticas que suelen reflejar las tendencias a nivel mundial. Por primera vez, los estadounidenses gastaron más de U$D 13.5 billones en procedimientos estéticos tanto quirúrgicos como no invasivos, consolidando una demanda que crece de manera constante desde hace décadas.

Argentina no se queda atrás: “Somos un país donde la estética es muy importante. Tenemos un público muy exigente que nos obliga a estar permanentemente actualizados en lo que a tecnología e innovación se refiere”, comenta la cirujana plástica Griselda Seleme y agrega: “Verse bien y sentirse rejuvenecido es una tendencia a nivel global. Mejora el autoestima, y es un mimo que mujeres y hombres se permiten cada vez más.”

A la hora de explicar el notable incremento de la demanda de tratamientos estéticos, los profesionales reconocen que, por un lado, las cirugías realizadas por cirujanos plásticos certificados son seguras y se obtienen excelentes resultados; pero la mayor cantidad de tratamientos corresponde a procedimientos no invasivos: según las estadísticas más recientes de ASAPS, en 2015 aumentó un 22% la demanda de tratamientos no quirúrgicos en relación al año anterior, mientras que las cirugías crecieron solo un 7%. Este número es aún más sorprendente si tenemos en cuenta el crecimiento de los últimos 5 años: los procedimientos quirúrgicos aumentaron un 17% y los no invasivos han incrementado un 44%.

tratamientos no invasivos

Los tratamientos no quirúrgicos han revolucionado el mundo de la Medicina Estética, ofreciendo productos que permiten lograr resultados ampliamente satisfactorios, sin perder naturalidad, con  aplicaciones indoloras y de inmediata recuperación: “Son tratamientos que casi no tienen downtime, son ambulatorios, y en muchos casos se pueden realizar en la hora del almuerzo y brindan resultados naturales y duraderos, ¡¿Qué más se puede pedir?!”, enfatiza Seleme.

Los principales avances en el campo de la Medicina Estética vinieron de la mano de los procedimientos no invasivos, los cuales permitieron embellecer y rejuvenecer el rostro y tratar el cuerpo sin pasar por el quirófano. Pero además, en los últimos tiempos se han comenzado a valorar cada vez más su rol a la hora de prevenir los signos del proceso de envejecimiento. Esta ampliación en los usos de los productos y el inicio de los tratamientos a edades más tempranas con fines preventivos, es otro de los factores que los especialistas mencionan al explicar el incremento en la demanda.

Prevención se ha convertido en la clave de los tratamientos estéticos, ya que permiten postergar las cirugías y retardar la aparición de las huellas del envejecimiento, manteniendo la naturalidad de las facciones. El procedimiento no invasivo imbatible para prevenir estos signos de la edad, que ocupa el primer puesto desde el año 2000 en las estadísticas de ASAPS, es la Toxina Botulínica tipo A. “El complejo de neurotoxina mejora la expresión del rostro, disminuyendo la fuerza de los músculos que favorecen a la gravedad, de esta manera el rostro ‘cae’ con menos rapidez, por lo que podemos decir que previene uno de los principales signos del envejecimiento, que es este ‘caer’ al que se le suma la pérdida de volumen facial”, detalla la cirujana plástica Lorena Gonzalez Balsas.

La Toxina Botulínica tipo A ganó su fama gracias a los excelentes resultados que demostró para tratar las arrugas dinámicas: “Las líneas de expresión, es decir, aquellas arrugas generadas por la contracción de los músculos de la mímica y que no son visibles con el rostro en reposo, se combaten aplicando toxina botulínica tipo A directamente en el músculo responsable de estas arrugas antiestéticas. De este modo, el rostro se ve más relajado y en consecuencia más joven. No existe otro producto que pueda ofrecer tales resultados, de ahí su merecido primer puesto”, explica el también cirujano plástico Fernando Felice.

“Otro aspecto que ha evolucionado durante los últimos años, es la ampliación de las zonas del rostro que se pueden tratar con el complejo de neurotóxica: es ideal para las arrugas de la parte superior de rostro, es decir, la frente, el entrecejo y las patas de gallo, pero también puede usarse para las arrugas de la nariz, algunas zonas del cuello, las comisuras de los labios y para delinear el contorno de la cara y recolocar las cejas”, desarrolla Seleme.

Para garantizar que los tratamientos sean seguros, así como la excelencia de sus resultados, éstos sólo deben realizarlos especialistas en Medicina Estética certificados por sus respectivas sociedades (SACPER y SCPBA en el caso de Cirujanos Plásticos y SAD para los Dermatólogos). Asimismo, los profesionales explican que es indispensable que los productos cuenten con la aprobación de ANMAT y FDA: “Además de asegurarse de que estén aprobados por organismos nacionales e internacionales, es muy importante que los pacientes exijan que los productos se abran delante suyo y recuerden llevarse el sticker que viene en el envase, el cual certifica el origen y la calidad de los mismos. – advierte Gonzalez Balsas- Otra precaución que deben tener antes de someterse a un procedimiento estético es cerciorarse que los gabinetes donde éstos se realicen cumplan con las condiciones de higiene y limpieza y con el instrumental requerido, como una camilla de prácticas y mesa auxiliar en condiciones con los elementos necesarios para la asepsia del paciente.”

El segundo tratamiento no invasivo más demandado, según ASAPS, son los rellenos de ácido hialurónico, que registraron más de dos millones de aplicaciones, duplicando la cantidad de procedimientos en relación al tercer puesto (depilación definitiva) que alcanzó poco más de un millón. “Los rellenos faciales de ácido hialurónico son un escalón más dentro de la prevención del envejecimiento”, comenta Seleme y profundiza: “Los cuidados comienzan a partir de los 25 años con las cremas antiage y culminan con los procedimientos quirúrgicos. En este escenario, los rellenos de ácido hialurónico son el peldaño intermedio, una alternativa no invasiva que permite minimizar arrugas y recuperar volumen facial.”

Lorena Gonzalez Balsas, asimismo, subraya que “los rellenos a base de ácidos hialurónicos son 100% compatibles con el organismo por lo que no requieren prueba de alergia y gracias a la calidad de algunas marcas, es posible tratar la cara con tecnología comparable a un fino pincel para detalles tan importantes como ojeras o perfilado de labios. Los resultados son absolutamente naturales, y los especialistas podemos agregar o quitar producto sin mayores complicaciones para alcanzar el resultado deseado”.

Al igual que los tratamientos con toxina botulínica tipo A – cuyos efectos perduran entre 4 a 6 meses-, los rellenos de ácido hialurónico también son temporales (entre 12 y 18 meses aproximadamente), posibilitando así que el profesional realice las correcciones necesarias para adecuarse a las necesidades de cada rostro: “Los resultados positivos se repetirán y lo negativos se pueden revertir: esto es muy importante porque el envejecimiento es un proceso dinámico por lo que no puede ser tratado en forma estática, por eso es fundamental trabajar con productos temporales que puedan adaptarse al rostro y a los cambios que éste atraviesa a lo largo de los años”, destaca la especialista.

Los avances en aparatología han generado un gran aumento de la demanda de tratamientos no quirúrgicos que apuntan al cuidado de la piel, para brindarle luminosidad y vitalidad. Peeling químicos, microdermoabrasión, tratamientos láser o radiofrecuencia, han escalado posiciones en las estadísticas de ASAPS: “Son tratamientos ideales para realizar junto a otros procedimientos: el uso combinado con inyectables permite lograr un resultado global en el rostro. Asimismo, asociar peeling químicos con microdermoabrasión, resulta en una piel suave, con más lozanía. Éstas son sólo algunas alternativas tendientes a mejorar la calidad de la piel, pero el desarrollo en esta área y la posibilidad de combinaciones de tratamientos para un abordaje integral – de cuerpo y rostro- es increíble”,  comenta Felice.

Cirugías: ¿la última opción o la única opción?

Las estadísticas de ASAPS ubican en el primer puesto de los tratamientos quirúrgicos a la liposucción, con un incremento del 16% en relación a 2014. Los especialistas en Medicina Estética consultados coinciden en que en Argentina la liposucción es la cirugía más pedida en hombres y mujeres de entre los 35 y los 64 años.

“La moda hace que las prendas sean más ajustadas , y a todos nos gusta vernos con el cuerpo modelado y sin rollitos”, explica el cirujano plástico Fernando Felice y agrega: “Existen adiposidades localizadas que la dieta y ejercicio no pueden quitar, ahí es cuando está indicada la lipoaspiración.”

Entre las mujeres, y coincidiendo una vez más con ASAPS, el segundo lugar lo ocupan las cirugías de aumento mamario, mientras que los hombres argentinos difieren de los estadounidenses al priorizar la blefaroplastia antes que la rinoplastia. Al respecto, la especialista Griselda Seleme dice: “Si bien en los últimos años los tratamientos no invasivos han permitido obtener muy buenos resultados en la calidad de la piel del rostro y de los párpados, logrando mejorar la tensión facial y corregir eficazmente las arrugas y las ojeras con ácido hialurónico y toxina botulínica, existen aún ciertos problemas como el exceso de piel en párpados y bolsas palpebrales que requieren de un procedimiento quirúrgico para lograr el efecto deseado. Por ello, la demanda de cirugía de párpados es alta.”

 Principales resultados del informe de ASAPS

Total de procedimientos estéticos en 2015 y crecimiento

-Más de 12,7 millones de procedimientos estéticos quirúrgicos y no quirúrgicos;

-De 2014 a 2015 – crecimiento del 20 % del total de procedimientos

Total de procedimientos estéticos no quirúrgicos en 2015 y crecimiento

-Más de 10,8 millones de procedimientos estéticos no quirúrgicos;

-Crecimiento del 22 % en relación con el año anterior.

Total de procedimientos estéticos quirúrgicos en 2015 y crecimiento

-Más de 1,9 millones de procedimientos estéticos quirúrgicos.

-Crecimiento del 7 %, en relación con el año anterior.

Top 5 Tratamientos no invasivos

-La toxina botulínica tipo a ocupa el primer puesto del desde el año 2000.

-El acido hialurónico ocupa el segundo puesto (la demanda subió un 26.6% en relación a 2014).

-La depilación definitiva continúa en el tercer puesto.

-Los peeling químicos ocupan el cuarto lugar.

-La microdermoabrasión permanece en el quinto lugar.

cirugias esteticas

Top 5 Cirugías estéticas

-La liposucción mantiene el primer puesto como la cirugía más elegida tanto por hombres como por mujeres, especialmente entre los 35 y los 64 años, con un aumento de la demanda del 16% en relación a 2014.

-La cirugía de aumento mamario continúa en el segundo lugar.

-La abdominoplastía permanece en el tercer puesto.

-La blefaroplastia es una de las cirugías más demandas a partir de los 51 años, ocupando el puesto número cuatro.

-El levantamiento de senos desplazó a la rinoplastia del Top 5, ocupando el quinto lugar.

Asesoramiento:

Dra. Lorena González Balsas – MN: 101.645 – Médica Cirujana Plástica – Miembro de la Sociedad de Cirugía Plástica de Buenos Aires (SCPBA)  y de la Asociación Medica Argentina (AMA).

Dra. Griselda Seleme – MN: 80.033 – Médica Cirujana Plástica – Miembro de la Sociedad de Cirugía Plástica de Buenos Aires (SCPBA) y de la Asociación Medica Argentina (AMA).