Mientras que el gobierno nacional y provincial llevan adelante políticas que no benefician a los vecinos, en el ámbito local proponen irrisoriamente que la delegación de Pami abra dos veces a la semana. Cuando es una necesidad diaria.

Por tal motivo el intendente municipal, Dr. Facundo López, viajó a La Plata y se encuentra por estas horas realizando constantes gestiones para torcer la decisión de PAMI central y evitar el cierre de la Delegación Quequén, lo que perjudicaría notablemente a los miles de jubilados de la vecina localidad.

Al respecto, el jefe comunal ya les hizo saber  a las autoridades pertinentes que si esto es una cuestión de espacio físico, desde el Ejecutivo se les ofrece las instalaciones de la Delegación de Quequén, que está a muy pocas cuadras de la oficina actual, o en su defecto un cómodo espacio en el Hospital Municipal Irurzun.

Mientras tanto, en Quequén se llevó a cabo una concurrida marcha en desconformidad al cierre de la entidad en la que participaron funcionarios, concejales del Frente Renovador como Diego López Rodríguez, Paula Hernández y Luciano Delgado más el Delegado de Quequén Pablo Bugando en apoyo a los vecinos.

López elevó una nota hace momentos en La Plata con su firma al director Ejecutivo de PAMI Mar del Plata, Sebastián D’Andrea, afirmó que la medida dejaría sin atención a más de 2600 jubilados quequenenses, muchos de ellos con serias dificultades para desplazarse, y que deberán movilizarse hasta Necochea para realizar sus trámites o reclamos si es que esta medida de cerrar la agencia prospera.

Además, y para terminar, el intendente local aseguró que de ratificarse la medida se incrementaría la cantidad de abuelos esperando en la Delegación Necochea para hacer sus trámites que a veces son diarios.