Las bocinas y bombos de los camioneros estallaron luego de que su secretario general, Hugo Moyano, les anunciara que el gremio había conseguido un aumento del 40%.

La cifra busca acercarse al nivel de inflación que se dará a fin de año, el cual podría rozar el 45% según varias consultoras.

El mismo consistirá de un 8% para el mes corriente y un 11% para el mes de noviembre.

El acuerdo con los empresarios pone en aprietes al gobierno, que tuvo que ceder frente a la presión de Camioneros y de esta manera, rompió el techo en la puja por las paritarias.

Ahora, intentarán contener que otros gremios vayan por el mismo camino.

“Tomamos la decisión de venir a este lugar a hablar con los empresarios para discutir la necesidad de mejorar el poder adquisitivo del salario que perdimos”, dijo Moyano entre el eco de los cantos de los trabajadores.

De esta manera, Hugo y Pablo Moyano se paran como uno de los dirigentes sindicales más combativos al encabezar una de las intentonas de resistencia frente al gobierno nacional, luego de participar en la multitudinaria misa de Luján y otros actos de trascendencia, como el del 21F a comienzos de año.

El enfrentamiento con el gobierno de Macri se agudizó a partir de las diversas acusaciones que recayeron en la justicia contra los Moyano. Los dirigentes aducieron una “persecución política”, por estar cada vez más alineados a la oposición. Incluso, cercanos a la figura de la ex mandataria Cristina Fernández de Kirchner.

“Muchos han salido a decir cosas. Sica ha dicho que los camioneros argentinos salían dos veces más caros que Brasil y yo le digo que los funcionarios argentinos salen 10 veces más caros”, contraatacó Moyano frente al ministro de Producción Dante Sica.

“El ministro de Transporte es otro que habla y no sabe nada”, agregó en la misma sintonía.

Así, el gremio se asegura de no perder tantos puntos frente a la inflación final que se registre en los últimos días del año. Pese a eso, los últimos meses se avizoran complejos, en medio del debate sobre la ley del Presupuesto 2019 y el encuentro internacional del G-20, al cual Argentina deberá hacer de anfitrión en medio de una acelerada conflictividad social.

“Nadie hace más por el crecimiento de la Patria que los trabajadores, nadie hace más grande a la Patria que los Trabajadores”, cerró Moyano.

Fuente: Infocielo