La decisión unilateral y sin consulta por parte del gobierno para avanzar con la digitalización de las Actas de Escrutinio para las próximas elecciones, despertó un férreo rechazo por parte del peronismo, que denuncia que así se estarían dando las “condiciones para la trampa”.

A su vez, explicaron por qué el sistema digital no puede reemplazar a los controles cruzados que se realicen personalmente durante los comicios y recordaron que “nunca las cuestiones electorales” se modifican “por decreto” en años de elección.

Todo, mientras en Neuquén se están desarrollando las primeras elecciones generales para gobernador, marcada por algunas denuncias de irregularidades durante el uso del voto electrónico. 

“Miente el gobierno cuando dice que el control cruzado es entre los telegramas y las actas de los fiscales. Cualquiera que en las últimas diecinueve elecciones ha estado en el escrutinio en el aula de una escuela sabe que el control cruzado de la elección se documenta dentro del acta de apertura y cierre y que los certificados de escrutinio se confeccionan de modo manuscrito y firmado por las autoridades designadas por la Justicia y los fiscales de los partidos. Si se eliminan esos documentos y se los reemplaza por un acta digitalizada con copias a los fiscales ya no habrá más control cruzado. El telegrama nunca fue un elemento de prueba para la Justicia electoral”, explicó con detenimiento Jorge Landau, apoderado del PJ.

Para el ex diputado nacional de esta forma el gobierno deja entrever su deseo de eliminar “dos documentos previstos en el Código Electoral”, que para el peronismo son “la única constancia de lo que ocurrió en el cuarto oscuro y que son la base para el escrutinio definitivo que se hace en la Justicia”.

“El telegrama nunca fue un elemento de prueba para la Justicia electoral”, señaló Landau.

Por su parte, el dirigente aseguró que “nunca las cuestiones electorales de fondo se tratan por decreto y en años en los que hay elecciones” y agregó que “mientras en los países más tecnificados como Alemania, Holanda, Finlandia, Inglaterra o Suecia se ha eliminado la transmisión electrónica de datos por poco confiables, en Argentina estamos tratando de instalarla”.

“Estamos creando las condiciones para la trampa”, disparó.

Desde el PJ Nacional objetaron la decisión del Gobierno en intervenir en temas electorales “la Constitución Nacional le prohíbe al Presidente resolver estas cuestiones por decreto ni aun por los de necesidad y urgencia. Le exige expresamente que la legislación electoral se discuta en el Congreso e incluso le exige que sea con una mayoría especial”.

Landau, abogado y experto en cuestiones electorales también puso el ojo en el tema de la licitación del hardware, el software, la carga y difusión de los resultados del escrutinio para los próximos procesos electorales, en tal sentido sostuvo que “el gobierno quiere imponer un acta digitalizada hecha por empresas privadas y que tiene el propósito de evitar que la justicia y los partidos tengan elementos de prueba  fehacientes para poder hacer el escrutinio definitivo tal como exige el Código Electoral”.

Fuente: Infocielo