En una Legislatura bonaerense que estuvo blindada para evitar las protestas, los legisladores sancionaron los proyectos de Presupuesto General de Gastos y Recursos, Endeudamiento y ley Fiscal Impositiva correspondiente al año 2019.

El tratamiento de los tres proyectos fue en conjunto, pero sus votaciones fueron por particular y con diferentes formaciones el oficialismo pudo conseguir lo requerido para que los proyectos del Ejecutivo fueran sancionados.

Primero fue el turno del Senado, que ofició de Cámara de origen, donde en votación nominal, los votos del bloque de Cambiemos, el Frente Renovador y de parte del peronismo fueron suficientes para aprobar la ley de endeudamiento que requería de los dos tercios de las voluntades presentes. El tablero terminó con 33 votos a favor y 13 en contra.

El Presupuesto, que contempla gastos por 929.000 millones de pesos y busca priorizar la obra pública, el fortalecimiento de la inversión social y mejoras en materia de seguridad, obtuvo 45 votos positivos y 41 negativos.

La otra votación, la del Presupuesto General propiamente dicho contó con el voto positivo de los 29 miembros de Cambiemos y la oposición compacta del resto de las bancadas: fue 29 a 17. Por último, la ley Impositiva fue acompañada por Cambiemos y el FR y contó con el rechazo del PJ-UyR y UC-FpV.

Luego fue el turno final de la Cámara baja, donde existen una mayor cantidad de bancadas. Allí Cambiemos con sus 44 integrantes tuvo la base de las diferentes mayorías alcanzadas. En contra estuvieron los 22 miembros de la bancada de Unidad Ciudadana.

En la Cámara Baja, el endeudamiento se votó sin problemas con 66 votos positivos y 23 negativos. A Cambiemos (44) acompañó el Frente Renovador (11), la bancada de los intendentes (6), el Frente Amplio Justicialista (4) y monobloque Integrar.

El presupuesto tuvo 86 votos. Cambiemos y el monobloque Integrar votaron a favor. Con eso sumaron 45 votos. De manera negativa votaron Unidad Ciudadana (22), el FIT (1), el massismo (9), el PJ dialoguista (6) y el Frente Amplio Justicialista (3).

A diferencia de otros años, los intendentes no conformaron un bunker en el hotel Corregidor, a metros de la Casa de Gobierno y separado de la Legislatura por la plaza San Martín. Por el contrario se instalaron en los despachos de sus legisladores. Se lo pudo ver a Juan Zabaleta (Hurlingham), Gabriel Katopodis (San Martín) y Mariano Cascallares (Almirante Brown)