Las elecciones de este año vienen picantes y mucho más en la definición interna de los candidatos de Cambiemos. En esta oportunidad los cañones están apuntados hacia el lado del Puerto.

La acusación es simple: señalan que Arturo Rojas, presidente del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén desde hace años, no gestiona obras para el distrito y que se «cuelga» de cualquier obra que se inaugura en la ciudad.

Desde LANUEVACOMUNA.COM dimos cuenta que su presencia no figuró en una gacetilla oficial de la Provincia de Buenos Aires.

El comunicado del Instituto Provincial de la Vivienda dió cuenta de la construcción y entrega de unidades habitacionales a varias familias en el flamante Barrio Los Tilos 5. «Estuvieron presentes el Sub Administrador General del Instituto de la Vivienda, Manuel Tamborenea; junto al jefe comunal (Facundo López) y representantes de la cooperativa COVINE» dice el comunicado.

 

LANUEVACOMUNA.COM@LANUEVACOMUNA

RECONTRACHEQUEADO: UNA PLANTA EN LA ENTREGA DE VIVIENDAS http://www.lanuevacomuna.com/?p=34915 

Ver los otros Tweets de LANUEVACOMUNA.COM

Se menciona que al acto asistieron el intendente Facundo López, un Funcionario del Instituto y los miembros de la Cooperativa de construcción COVINE… Pero de Rojas, nada. Estuvo para la foto pero… ¿fue invitado? ¿o se invitó solo?

 

Al parecer, no habría sido la única ocasión en la que el presidente del Puerto se invita solo a los actos de inauguración. Por las redes comenzaron a circular unos vídeos (hay que decirlo: geniales, realizados por algún diseñador/a gráfico) donde se le señala lo siguiente:

 

«Arturo Rojas se cuelga de obras para mostrarse…. nunca gestiona nada por el Distrito. Es el caso del traslado de los molinos eólicos. Los radicales le dicen «Colgate» y en provincia lo ningunean».

 

En otro de los vídeos se agrega:

«Sólo gestiona para su conveniencia personal… Se hizo fanático de los fierros como su amigo Martin Domínguez Yelpo, uno en el auto de Jhonito y el otro en el Top RACE. Eso es Cambiemos y sepan que no les tienen Fe».

También apuntaron contra el auto que esponsorea Martín Domínguez Yelpo

Está clarísimo que las apreciaciones hacia la persona de Rojas no configuran de ninguna manera un delito, sino consideraciones sobre criterios de prioridad a la hora de ejercer la función pública.

Algo seguramente discutible.