Frente al reclamo de los familiares, el ministro explicó que se continuará con la búsqueda de la nave, aunque el operativo no puede seguir en la fase de rescate humano. “Las normas internacionales exigen ese límite. No se puede estar indefinidamente buscando vida si las condiciones no están”.

“Hay que acompañar a las familias porque están en un proceso de mucho estrés por el momento terrible que están viviendo; lo estamos haciendo desde el primer día”, remarco, al tiempo que insistió: “Nos comprometemos a seguir buscando. Es un compromiso que el Presidente ha asumido con todas las familias y lo vamos a cumplir”.

El submarino desapareció el 15 de noviembre.

 

Con respecto al estado del submarino, Aguad explicó que tuvo una revisión completa que duró 48 horas antes de zarpar. “Salió de Mar del Plata con chequeos previos”, aseguró.

“Hubo un incidente similar, entró agua por el snorkel con la diferencia de que no llegó a las baterías. El capitán dio cuenta de esto y pidió que, en 2018, cuando el submarino entre en reparaciones, se verificara ese problema”, reconoció.

Los familiares reclaman que se retome el operativo de rescate.

 

Por último, y en medio de las diferencias que el Gobierno mantuvo con la Armada, el ministro apuntó a la responsabilidad de la Fuerza por haberle dado la instrucción al capitán de continuar rumbo a Mar del Plata luego de que reportara la explosión.

“¿Qué habrá pasado con ese submarino? Esa es la gran incógnita. ¿El ruido que se escuchó fue la explosión del hidrógeno o el colapso del barco? No lo vamos a saber hasta que lo encontremos”, remató.

Fuente: bigbangnews