Alternativa Federal en crisis, Lavagna pegó un portazo

0
90

La posibilidad de un acuerdo entre los cuatro líderes de Alternativa Federal y Roberto Lavagna pende de un hilo muy finito. El ex ministro rechazó el planteo que le hizo Juan Schiaretti de definir la candidatura presidencial en las primarias y quedó prácticamente afuera del espacio.

La expectativa por las reuniones que se iban a realizar esta semana para definir el futuro del peronismo no kirchnerista parecen haber quedado en la nada. Lavagna y Schiaretti se reunieron el martes en privado y todo terminó mal. El economista reiteró que sólo será candidato de “consenso” y el cordobés insistió en que eso es imposible.

Tras ese encuentro, el gobernador mandó un tuit donde afirmó que “el candidato (de Alternativa Federal) debe surgir de la competencia de quienes aspiren a serlo en las próximas elecciones Paso”. Lavagna le respondió más tarde en una entrevista con La Nación +. “Un espacio que lo que busca es consenso entre fuerzas tan distintas trabaja con el consenso, no trabaja con la mecánica de internas de un pedacito de ese espacio”, afirmó.

En la reunión Schiaretti expuso el mismo planteo. Su interlocutor lo rechazó y propuso en cambio que primero formalicen la incorporación de sus aliados: el socialismo de Miguel Lifschitz, el GEN de Margarita Stolbizer y los radicales descontentos que lidera Ricardo Alfonsín. Argumentó que eso le daría volumen político al espacio.

Luego, Lavagna planteó la necesidad de firmar un programa de gobierno y sugirió que el esquema de definición de los candidatos se deje para el mismo día del cierre de listas. El cordobés por supuesto rechazó este último, que sería suicida para el espacio porque implicaría la posibilidad de una dispersión aún mayor de la que sufrieron el fin de semana con gobernadores haciendo fila para felicitar a Alberto Fernández.

La reunión habría terminado en términos no muy amenos. Lavagna le dijo a Schiaretti que a él lo fueron a buscar los gobernadores para que sea candidato y deslizó que si no aceptan sus condiciones se baja. En su entorno niegan que esté pensando en esta posibilidad,

El portazo de Lavagna deja en crisis a Alternativa Federal, que de esta forma perdería a uno de sus potenciales activos importantes de cara a las elecciones. Tras el encuentro con el economista, Schiaretti se fue a Tigre a cenar con Sergio Massa, Miguel Pichetto y Juan Manuel Urtubey.

Allí acordaron concretar este miércoles la tan anunciada reunión de reencuentro de los fundadores de Alternativa Federal. Pero decidieron excluir a Lavagna, Lifschitz y Stolbizer, que hasta anoche se daba por invitada en una entrevista. Pero los dejaron afuera y no hay fecha de un nuevo encuentro.