Los vecinos de Barrio Sur esperaban la obra de cordón cuneta desde hace más de diez años y manifestaron su felicidad al ver el desarrollo de los trabajos en calle 77 entre 42 y 44, a metros del centro de Salud, tras la decisión del intendente Facundo López de poder cristalizar este viejo anhelo que vio pasar distintas gestiones.

Quien vive desde hace 63 años en la cuadra, María Teresa Salerno, expresó luego del diálogo con el jefe comunal que “era una obra muy esperada, quiero agradecer a Mary Collado (referente barrial) que hace años viene moviendo el expediente  y feliz de haber visto al intendente, son obras que hacemos entre los vecinos con el dinero y la Municipalidad con la mano de obra”.

“Era algo muy esperado porque es una calle muy transitada, al igual que los vecinos de la cuadra siguiente (77 entre 44 y 46) que tienen pago el cordón cuneta hace ocho años y están felices porque se va a realizar”, añadió la vecina, quien enfatizó además que “vivo aquí de toda la vida, 63 años, y estoy más que feliz, mis padres no lograron verlo pero nosotros sí”.

Por su parte, también se expresó una de las enfermeras del Centro de Salud, Miriam Aranda, quien destacó la gestión de López al asegurar que “hace 15 años que trabajo acá y eran todas promesas hasta que este año se hizo realidad. Cuando llovía se nos entraba el agua al centro de Salud y era incómodo porque mucha gente tiene acceso aquí, pero ahora hemos progresado y nos sentimos contentos los vecinos de tener el cordón cuneta. Al fin tenemos el sueño realizado”.

Asimismo, se explayó uno de los vecinos que más constancia tuvo en seguir el expediente, como es Luis Salerno, quien aseveró que “es una obra que hacía rato era necesaria, más que nada por la salita, que la gente no tenía acceso cuando llovía, no se podía cruzar y se formaban lagunas de agua aunque pasara la máquina”.

Refirió también que es un sector muy transitado, ya que “en la temporada de verano muchos esquivan el semáforo de 75 y 42, pero ahora va a quedar prolija y se va a hacer más rápido el tránsito”, al tiempo que enfatizó: “Estamos agradecidos a la Municipalidad que pone las máquinas, la tosca y todo lo que es mano de obra, y el costo vecinal no es más que material, así que muy agradecido”.