Continúa en grave estado la pareja de jubilados que sufrieron quemaduras como consecuencia del incendio desatado en la vivienda de Quequén donde residen.

Según el último parte médico al que tuvo acceso TSN Noticias, el más complicado de los adultos mayores es Juan Carlos Espende, que tiene afectadas las vías respiratorias y debido a ello se encuentra en terapia intensiva con asistencia mecánica a través de un respirador artificial.

Además, las llamas alcanzaron parte de su rostro y las manos. Por su parte, María Inés Hichlet, que también experimentó quemaduras de las vía aéreas, permanece en el mismo sector pero con un pronóstico más favorable y no se descarta que si sigue evolucionando los profesionales de la salud procedan a retirarle el respirador artificial.

Vale recordar que el siniestro se registró en la tarde del sábado en el domicilio de calle 525 al 2700 que habita el matrimonio de 85 y 87 años, respectivamente. Alertados por vecinos detectaron la presencia del fuego, se hicieron presentes tres dotaciones de bomberos y personal policial del Comando de Patrullas.

Entre quienes participaron del rescate de las víctimas lo hizo un efectivo de esa repartición que procedió a practicarle maniobras de RCP (reanimación cardiopulmonar), permitiendo esa labor que ambos recuperarán el pulso y la respiración antes de ser introducidos en la ambulancia en la que fueron trasladados hasta el hospital de Necochea.

Por espacio de varios minutos los servidores públicos debieron trabajar para sofocar las llamas que afectaron a varias dependencias del inmueble causando serios daños en el mobiliario.

El resultado de las pericias que con posterioridad se realizaron permitirá conocer las causas que dieron origen al incendio, aunque una primera hipótesis dio cuenta de un accidente producido en una estufa ubicada en el living de la vivienda.

Fuente: TSN