El primer paso ya lo habían dado el pasado martes, cuando pasaron por el Registro Civil de la calle Uruguay para dar el sí. Sin embargo, para Floppy Tesouro y Rodrigo Fernández Prieto aún faltaba un paso más y un festejo acorde.

Por eso, los novios eligieron Casa Suaya de Punta del Este para tener una ceremonia religiosa a orillas del mar y luego celebrar ante más de 200 invitados, entre quienes estaban Silvina Luna, El Polaco, Nicole Neumann con Facundo Moyano, El Pocho Lavezzi, Daniel Casalnovo, Flavio Mendoza, Barby Franco y Fernando Burlando, entre otros.

Rodri no se quería casar por Iglesia, pero como buena Susanita yo quería entrar de blanco, por eso decidimos hacerlo en la playa al atardecer. Va a ser una boda de película. Es el broche de oro de nuestra historia de amor”, había adelantado Floppypoco después de pasar por el civil.

“¡Cumplí el sueño de mi vida! Siempre soñé con casarme, ¡y hoy está pasando!, acompañada de mi familia, mis amigos y del tesoro más preciosos que tengo que es nuestra beba Moorea. Así que más allá de la boda estoy agradecida con Rodri por el amor que me da todos los días, sino también por haber formado juntos una hermosa familia”, confesó emocionada la modelo, quien frente al juez de paz recordó que “primero fuimos amigos, de la amistad pasamos al noviazgo y a los dos meses quedé embarazada y aquí estamos”.

Poniéndole el broche de oro, en definitiva, a un amor que empezó luego de casi una década de amistad y que tiene en su pequeña hija, de tan sólo 14 meses, a su máxima representación.

Fuente: Infobae