Antonio Rios cerró en la fiesta del Aniversario de Quequén con una plaza repleta de público

0
105

Con una plaza “Hipólito Yrigoyen” repleta de familias y vecinos de todo el distrito, culminaron los festejos por el 165° aniversario de Quequén. El cumpleaños latió con dos jornadas llenas de actividades, con la participación activa de las instituciones de la ciudad y el cierre de la mano del “Maestro” Antonio Ríos, quien con su equipo puso un broche espectacular, a pura cumbia.

Desde temprano, la familia quequenense pudo disfrutar de los asados populares, demás paseos gastronómicos, ferias y hasta parque de diversiones para los chicos, mientras que en simultáneo, el escenario central, ubicado en 521 y 560, a metros de la Delegación, veía pasar a un sinfín de artistas.

Quien fue testigo de los festejos del domingo tras su arribo desde el aniversario de Claraz, fue el intendente Facundo López, quien rescató la presencia de las familias para colmar la plaza y resaltó que “muchas instituciones y muchos vecinos han disfrutado y entendido que las fiestas populares volvieron a Quequén. No sólo hemos recuperado los carnavales y el aniversario de la ciudad, sino que se recuperó un lugar emblemático de festejos, y eso es muy importante”.

En ese marco, sostuvo que “el vecino nos recibe muy bien y también destacamos el trabajo que viene realizando la Delegación, Pablo (Bugando) y su equipo de forma cotidiana. Todos los días ponemos el hombro y tratamos de sacar esta hermosa ciudad adelante. Creo que hace tiempo dejó de ser el patio de atrás y el lugar olvidado, y pasó a ser una de las prioridades para nuestro distrito, lo que se viene demostrando no sólo con obras, sino con estas cosas”.

Asimismo, no soslayó la lucha actual de los jubilados y pensionados de Quequén (lo que incluyó una juntada de firmas en la plaza que superó las 1500 voluntades), al expresar que “esta semana fue bastante movida y dolorosa por la intención seria del PAMI de cerrar el Centro de Atención Personalizada. Lo que podamos hacer, lo haremos. Nos incluimos en la causa judicial, pero además pusimos a disposición de los abuelos todo lo que está a nuestro alcance, incluso el pago del alquiler del local para que el Centro de Atención Personalizada siga funcionando en Quequén”.

Así es como enfatizó lo mismo que el día anterior en su alocución: “Como decía el sábado, ¿qué paradoja no? Un gobierno nacional que cierra dependencias y un gobierno municipal que abre espacios para los abuelos, como es el Servicio de Gerontología municipal que a partir del martes que viene va a funcionar en el Hospital Irurzun”.

“Son las dos caras de una moneda completamente diferente: una moneda que a nivel local quiere integrar, porque más allá de la crisis económica estos años hemos ido para adelante con obras y acciones concretas, tratando de que todos los vecinos sean tratados como corresponde y que Quequén vuelva a tener el respeto que merece”, agregó.

A su tiempo, el delegado de Quequén, Pablo Bugando, concluyó que “apuntalando lo que dijo Facundo, recuperamos una fiesta popular del aniversario que se puede disfrutar con todos los vecinos y con toda la gente del distrito, porque ha venido gente de alrededores y estoy más que contento y satisfecho”.