Villa del Parque sigue rugiendo fuerte en su casa. Cuando hace un par de fechas parecía que sus ilusiones se iban diluyendo metió dos batacazos y ya está segundo, a solo tres puntos de Rivadavia, el único puntero del campeonato.

Tras derrotar a Estación Quequén en la fecha pasada, esta tarde recibía la visita de Sportivo de San Cayetano, último campeón y otro de los que tienen ambiciones de meterse en playoffs, y volvió a demostrar que está listo para dar combate y discutir las plazas de clasificación.

Tumulto. Alguno de los tantos que sucedieron en un partido picante.

El primer tiempo encontró a dos equipos con poca iniciativa y casi sin claridad. Quizás nerviosos por lo importante de los puntos que se estaban en juego, los jugadores mostraron una inusual intensidad y, por momentos, el partido se puso picante. Pero no mucho más.

El complemento tuvo, aunque sea, algunas situaciones de riesgo para ambos lados y los tres gritos que pusieron las cifras definitivas del encuentro. A los 19, abrió el marcador Juani Coria y, enseguida, el juego se hizo de ida y vuelta. Encima empezó a llover y el campo se puso más rápido, óptimo para las contras picantes de los delanteros del León.

Pero el ‘Chango’ Regueira metió mano en la escuadra sancayetanense y mandó a la cancha a Cristian Roteño, quien le respondió con gol casi en simultáneo. El 14 tomó un rebote afuera del área y le pegó fuerte, la pelota picó y, mojada, se le escurrió al arquero local, de floja respuesta.

El empate no le venía mal al partido, aunque Villa supo aprovechar la desesperación de Sportivo de tener que ganar sí o sí y en una lo agarró mal parado. El error se transformó en tanto de Edgardo Anzoategui y, tras la expulsión del lateral Nahuel Echebarría, en demasiado para el rojo que se quedó sin respuestas

Pelota parada. De esa manera se generaron las situaciones más peligrosas.

Con este importante triunfo, Villa quedó a dos de Estación y del Chimango, ahora sus perseguidores, y sigue soñando.

 

¡Huracán ganó dos al hilo!

 También esta tarde y por la Zona B, Huracán recibió la visita de Independiente de Lobería, que no da pie con bola y que contribuyó al acaecimiento de un hito para la institución necochense: después de casi tres años, el Globo volvió a ganar dos partidos de manera consecutiva en la Liga local.

El protagonista máximo de la conquista fue el ‘Chino’ Miranda quien, sobre la hora, se animó a patear el penal con el que su equipo derrotó 3 a 2 al rojo loberense.

 

Lo que viene

Mañana la acción seguirá con algunos partidos muy recomendables. Desde las 15:30, Del Valle, haciendo las veces de local, se enfrentará contra Rivadavia, el único puntero del campeonato. Newbery espera la llegada a Lobería de Villa Díaz Vélez, que viene de dar la sorpresa de la última fecha; e Independiente de San Cayetano, en el Marlats, será el anfitrión de Estación  Quequén, en el duelo de escoltas.

Además y por el grupo B, Mataderos chocará contra Gimnasia en el Barrio Norte y Ministerio recibirá a Defensores de Juan N. Fernández, buscando su consolidación en la punta de su zona.