Locura. Abdala ya convirtió en gol el tiro desde los doce pasos y corre a festejar. Foto: Sportivo San Cayetano

 

Una verdadera final se jugó esta tarde en el Estadio “Felipe Serafini”, cuando se cruzaron el local, Sportivo, campeón defensor y uno de los aspirantes a clasificar a los próximos playoffs, y Rivadavia, el actual único puntero de la Liga Necochea de Fútbol.

Tensión. Fuhr acomoda la pelota en el punto penal. Foto: Sportivo San Cayetano

El Rojo mereció un poco más que el empate final por su constante búsqueda del arco rival, quizás apremiado por encontrarse dos veces en desventaja, pero yendo a la carga siempre. El Decano, en cambio, armó su juego en base a la desesperación rival por encontrar un gol que lo acercara a la punta y generó algunas situaciones de alto riesgo.

Elián Abdala, la figura de la tarde por su contundencia, puso arriba a Rivadavia en el arranque del primer tiempo con un certero cabezazo que se le clavó a Aranguren cerca de un palo. En desventaja desde temprano, Sportivo arremetió su poderío contra la valla contraria de la mano de su goleador, Gonzalo Fuhr, quien marró un penal pero se redimió en la siguiente jugada, capturando un rebote en el área tras centro de Ever Peña y rompiendo la red con un potente remate.

Cuando parecía que los sancayetanenses iban por todo, llegó el penal. El árbitro Gómez no dudó y cobró una falta de Graziano adentro del área que Abdala convirtió en gol, definiendo al palo que Aranguren había dejado libre y llevándose a los vestuarios el triunfo Decano.

Con el compromiso de ganar. Así salió el Rojo a disputar el segundo tiempo. Y ese compromiso se tradujo en situaciones de gol. Antes de los 5, el dueño de casa ya había igualado las acciones, aprovechando un centro atrás de Trejo que Peña convirtió en festejo. Para colmo, Rivadavia se quedó con un hombre menos por la expulsión de Lautaro Coronel y en los últimos minutos pudo haber pasado cualquier cosa. Pero el marcador no se movió y el Decano se trajo a Necochea un punto que tiene sabor a victoria.

 

Homenaje. Antes de iniciar el partido, las escuadras hicieron silencio por el fallecimiento de Jorge Regueira. Foto: Sportivo San Cayetano

 

Entre patadas, Del Valle volvió a ganar

El conjunto de la ribera recibió a Newbery en el Complejo Pérez y Fernández, en un duelo trascendental por intentar escapar de la zona de descenso. Tan trascendental era el
cotejo que, finalizado el primer tiempo, se fueron al vestuario solo nueve jugadores por lado -vieron la roja por agresión Fiscina y Garcés (DV), Márquez y Mauad (JN)- y los loberenses sin técnico.

Pero Del Valle ya ganaba 2 a 0, gracias a los tantos de Abadíe y Forte, la temible delantera azulgrana que apareció cuando tenía que aparecer y que marcó un resultado que fue inmodificable hasta el último minuto del partido, cuando Claudio Omar convirtió en gol un penal cobrado por el árbitro Lacassagne -de mal desempeño- a instancias del línea.

En el medio, hubo un partido descontrolado y caliente, con algunas agresiones y una cancha que quedaba muy grande para tan pocos jugadores. Así, en el complemento pudo haber pasado cualquier cosa: si sus delanteros hubieran perdido un poco de egoísmo, Del Valle pudo haberse llevado una goleada cómoda y tranquila; pero Newbery también generó y pecó por la falta de un jugador que enlazara líneas, Bengoechea no fue el de siempre y solo resaltó la labor de Azcona, lo mejorcito del loberense.

 

Un Huracán de fútbol

Por la zona B, se enfrentaron dos equipos sin demasiadas aspiraciones pero con intenciones de mejorar su imagen y regalar alguna alegría a sus parcialidades.

Defensores de Juan N. Fernández, que ha sumado solo dos unidades a lo largo del campeonato pero que cuenta con un plantel joven y con mucho futuro, visitaba a Huracán con la esperanza de comenzar la etapa de revanchas con un triunfo, pero se encontró con un Globo infladísimo que se fue al descanso ya ganado 3 a 1.

El segundo tiempo sólo sirvió para observar el andar de algunas promesas y otra anotación, que sirvió para que se disputaran el mote de figura Dorrego y Scalogna, ambos autores de un doblete y para poner cifras definitivas a la goleada en una tarde soñada para Huracán.