Fotos JNFC

La noticia causó impactó en el mundo del fútbol local y las réplicas rápidamente empezaron a multiplicarse en las redes. El posteo de Emiliano Fiscina sobre una agresión verbal a su hijo vivida en carne propia el pasado domingo y cuando defendía la camiseta del club de sus amores, desató la polémica y el repudio hacia el otro protagonista de la historia.

Entrevistado por 2262.com.ar, el defensor aurinegro Alan Márquez, sobre quien cayeron las duras acusaciones, dio su versión de los hechos.

“Ayer a la tarde voy a entrenar y me entero por mis compañeros que Emiliano había insinuado en el ‘Face’ que yo había agredido a su hijo, cuando yo a este chico lo conocí el domingo. No sé qué familia tiene ni que el nene de él tenía ese problema”, argumentó empezando la charla.

Más conocido en el ambiente de la pelota como “Pepe”, desde la intimidad de su casa el joven jugador de Newbery contó su parte de la historia y relató cómo vivió la jugada que provocó el escándalo.

“Fue una falta que hace Matías Irigoyen al lado del área. Viene Lacassagne (al árbitro del encuentro) y Fiscina empieza a empujar a mis compañeros. Nos damos un par de golpes y se armó un tumulto de manotazos, pero después no pasó más nada. Nos echaron a los dos, yo me fui por un lado y él por el otro, quedó ahí nomás”.

Para corroborar su testimonio, Márquez explicó que “había jugadores de ellos, estaba Abadíe, estaba Forte. Le pueden preguntar a ellos. Nuca agredí, nuca llegué a decirle una palabra a él, porque nos echaron y nos fuimos, no pasó más nada”.

Y avanzó también contra una de las autoridades del encuentro: “No sé por qué Vómero insinúa que escuchó algo cuando él estaba a 50 metros, en el banco de suplentes de Del Valle, y había  22 jugadores al lado del árbitro. Me duele en el alma: de los jugadores ninguno escuchó nada, ¿sólo el árbitro escuchó el insulto?”, reflexionó.

Propiamente sobre los dichos de Fiscina, el lateral afirmó que no sabe por qué lo incriminó y aseguró por su familia que “yo no lo hice, tengo un nene de 9 meses y no me gustaría que hagan eso con él. Sería incapaz de meterme con una criatura, amo a los niños”.

 

Podés leer también: Bullying para Emiliano Fiscina: “Se me fueron las ganas de jugar al fútbol”

 

“Estamos bien echados, a mí no me interesa que me den dos o tres fechas, pero es injusto que salgan a hablar en las redes sociales diciendo que yo agredí a su hijo, cuando yo no lo conocía. Me duele en el alma que digan eso de mí porque amo a los chicos.”

“Lo que dijo es una barbaridad. Yo seré malo en el fútbol o lo que quieran decir, pero nunca fui de faltarle el respeto a nadie y jamás tocaría el sentimiento de una criatura. Me parece injusto y espero la respuesta de la Liga, quiero ver qué opinan”, se animó a decir.

Terminando la entrevista con 2262, Márquez alegó estar “con la conciencia limpia” y repitió: “Me parece una locura, si me quiere hacer quedar mal todo bien, pero que no mienta con eso. Cómo me van a venir a ensuciar así. Amo a las criaturas, lo último que haría sería meterme con una criatura”.