Independiente de San Cayetano se consagró como el nuevo campeón de la Liga Necochea de Fútbol esta tarde y en el Juan Bautista Marlats, luego de derrotar a Rivadavia por dos tantos contra uno, con goles de Santiago Giuntini desde los doce pasos y de Gabriel Darroquy.

Rivadavia necesitaba ganar por la mínima para forzar los penales o por más de un gol para coronarse, por haber caído en el partido de ida disputado en el Panamericano la pasada semana. Pero el Chimango fue superior, de local y de visitante demostró por qué es el mejor plantel del fútbol doméstico y se consagró con toda justicia.

Otra vez, la calidad de Azurmendi y de Giuntini, los desbordes de Aranda, el orden defensivo y el equilibrio en el mediocampo fueron claves para que Independiente se haga dueño del partido y casi no haya pasado por momentos de sufrimiento para consagrarse como el mejor del 2017.

Gracias al trabajo serio de los directivos y la conformación de planteles sólidos, por segundo año consecutivo el torneo local tiene un campeón sancayetanense, y, después de treinta y cinco años, el pueblo albo puede volver a gritar campeón.

¡Salud Independiente!