En un partido que fue más de vuelta que de ida, Estación Quequén volvió a perder esta tarde en Lobería. El Verde solo sumó un punto de los últimos doce en juego, complicando sus chances de clasificar a las semifinales del campeonato y luego de haber realizado una etapa interzonal impecable.

Aunque tuvo un muy buen cuarto de hora inicial, que incluso le sirvió para ponerse en ventaja en una jugada en la que Lucas Pérez cruzó un pelotazo bárbaro para que Emanuel Pérez defina al palo izquierdo del arquero, el elenco quequenense se fue diluyendo con el correr de los minutos y empezaron a aparecer los juveniles aurinegros en todo su esplendor.

Con un Iván Gutiérrez intratable, Newbery lo fue acorralando a base de buen juego y fue así que llegó un desborde con centro atrás y el delantero a la carrera la colgó de un ángulo, para irse a los vestuarios con un empate que ya tenía gusto a poco.

En el complemento se vio, quizás, la mejor versión aurinegra de todo el campeonato. Con un firme Santiago Bengoechea en el fondo y con buenos partidos de Rivaldo en el medio y de Contreras y Asen arriba, desbordando por todos lados y tirando centros muy peligrosos, los de Cardozo utilizaron el criterio para llegar al arco rival y tuvieron minutos de un gran fútbol.

Y cuando mejor estaba Newbery, Vómero, de buen arbitraje, cobró un penal por infracción a Pérez, que se discutió por una falta previa cerca del área, que el ‘Cabeza’ García se encargó de transformar en gol.

Con esa diferencia el partido entró en un bache, donde los dos equipos se prestaban la pelota. Cuando se animaron a ponerla en el piso de nuevo, a los loberenses le bastaron algunos minutos para dar vuelta el resultado. Empató Massan después de muchos rebotes en el área y a instancias de línea, que vio la pelota adentro a pesar del esfuerzo del arquero verde.

Pasada la queja quequenense y en otro ataque furioso, Iván Gutiérrez clavó el segundo de su cuenta y el tercero del aurinegro, cuando faltaba algunos minutos para que termine el choque.

Estación Quequén no estuvo a la altura del compromiso, como en los últimos partidos disputados, y pierde las chances de meterse entre los tres mejores, algo que hasta hace unas semanas parecía impensado. Newbery alcanzó la línea de Del Valle y, con un partido menos, sueña con alejarse de la parte de abajo y de un posible descenso de Zona.