Con el regreso de Rojo, Di María e Higuaín, la Argentina buscará el acceso a los octavos

0
20

La Selección Argentina jugará este martes ante Nigeria con la obligación de ganar y que Islandia no venza a Croacia para poder clasificarse a octavos de final del Mundial de Rusia, del que se quedará afuera si se da cualquier otro resultado.

El equipo albiceleste deberá dejar atrás sus flojas actuaciones ante Islandia y Croacia, y reaccionar, al menos anímicamente, para jugar los octavos en Kazán. De lo contrario, el seleccionado se volverá con las manos vacías y le pondrá punto final a una generación.

Sampaoli apostará a los llamados históricos. 

 

El encuentro que corresponde al Grupo D -que ya tiene como único líder y ya clasificado a Croacia- se jugará a partir de las 15 de Argentina (21 de Rusia) y tendrá como árbitro a un viejo conocido de esta selección: el turco Cuneyt Cakir, que ya la dirigió en la semifinal de Brasil 2014, cuando los por entonces dirigidos por Alejandro Sabella vencieron por penales a Holanda luego de igualar sin goles.

Croacia lidera el grupo con seis puntos gracias a las dos victorias que consiguió ante Nigeria y la Argentina, mientras que los africanos lo sigue con tres, y cierran Islandia y Argentina con uno. El orden de Islandia y Argentina se debe a la diferencia de gol, que favorece a los “Vikingos” y que puede resultar decisiva en caso de que ambos planteles logren sus respectivas vitorias en esta última fecha.

Los jugadores en el banderazo de los hinchas.

 

Los islandeses tienen un gol a favor y dos en contra, mientras que Argentina convirtió la misma cantidad con una sola diferencia: los croatas le anotaron tres goles, por lo que de arranque los dirigidos por Jorge Sampaoli están en desventaja.

Pero hay otro factor a tener en cuenta que será clave si se llega a una definición con igualdad de puntos y de goles a favor y en contra. Se trata del “fair play” (juego limpio), que obrará como desempate en la última instancia de igualdad.

La FIFA decidió que en esos casos se le otorgue la clasificación al equipo que menos amonestaciones o expulsiones acumule en la competencia. Al cabo de estas dos jornadas, los argentinos sumaron tres tarjetas amarillas y los islandeses ninguna.

De esta manera, si se mantiene esa diferencia de amonestaciones serán un gol en contra más para el seleccionado “albiceleste”. Claro que todo esto dejará de tener importancia si la Argentina no logra derrotar durante los 90 minutos a Nigeria.

Chiqui Tapia buscó calmar los ánimos. 

 

Por lo tanto, los capitaneados por Messi tendrán que ganar y esperar que en el otro partido, en el que Croacia se presentará con cinco titulares menos, entre ellos el compañero de la “Pulga” en Barcelona, Ivan Rakitic, no se lleve la victoria Islandia, como ocurrió en condición de local ante el conjunto albirrojo en las eliminatorias europeas para Rusia.

Además, Argentina no llega a este partido en las mejores condiciones, no solo por lo futbolístico, sino a causa de una tormenta interna que fue creciendo en intensidad después de la derrota por 3-0 ante Croacia que provocó un distanciamiento entre Sampaoli y sus dirigidos que el presidente de AFA, Claudio Tapia, intentó remendar a medias, pero solamente pudo acercar a las partes por necesidad.

En este contexto, el técnico de Casilda -a pedido de los refrentes del plantel- decidió finalmente parara en cancha a los llamados históricos. Por esta misma razón, regresarán al once inicial Lucas Biglia, Ángel Di María y Gonzalo Higuaín. En el fondo, a su vez, se volverá a la linea de cuatro con la sorpresa de la dupla conformada por Nicolás Otamendi y Marcos Rojo.

Musa, la figura de Nigeria ante Islandia. 

Enfrente estará Nigeria, que desde la llegada del entrenador alemán Gernot Rohr, provocó una transformación en su juego físico y potente, para dejar paso a otro de mayor control del balón y fútbol asociado por las bandas para definir en el medio.

Ahmed Musa, autor de los dos tantos frente a Islandia, es una de las figuras de esas características con las que cuenta el conjunto nigeriano, pero no está solo en esa cruzada, ya que tiene una excelente compañía en Víctor Moses, Kelechi Ilehanacho y John Obi Mikel, el capitán.

El encuentro se jugará en estadio Krestovski, con capacidad para 70.000 espectadores, propiedad del Fútbol Club Zenit, de San Petersburgo, donde actúan los argentinos Sebastián Driussi, Emiliano Rigoni, Matías Kranevitter, Leandro Paredes y Emanuel Mammana.

Argentina depende más que nunca de su capitán.

Se terminó de remodelar en abril del año pasado exclusivamente para esta Copa del Mundo y mañana será el gran teatro de los sueños o la tragedia para el seleccionado argentino, que necesita de una gran actuación de su gran figura, Lionel Messi, para que la obra no baje de cartel anticipadamente.

Probables formaciones

Argentina: Franco Armani; Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi, Marcos Rojo y Nicolás Tagliafico; Enzo Pérez, Javier Mascherano, Éver Banega y Ángel Di María; Lionel Messi y Gonzalo Higuaín. DT: Jorge Sampaoli.

Nigeria: Francis Uzoho; Bryan Idowu, Wilfred Ndidi, William Ekong y Leon Balogun; Ahmed Musa, Oghenekaro Etebo y John Obi Mikel y Victor Moses; Kelechi Iheanacho y Kenneth Omeruo. DT: Gernot Rohr.

Fuente: bigbangnews